Tipos de psoriasis

Por favor comparte el artículo

La psoriasis es una enfermedad crónica de la piel que ataca al sistema inmune y afecta a un gran número de personas en todo el mundo. Se caracteriza por producir placas rojas, secas y elevadas de la piel, que causan una gran incomodidad. Al contrario de lo que parece, esta enfermedad no es contagiosa, pero sí tiene un alto índice genético, por lo que puede ser heredada.

En vista de que se asemeja a otras afecciones de la piel en las que aparecen erupciones pruriginosas, escamosas e inflamadas, la psoriasis se llega a confundir con otros trastornos, como eczema, erupción por calor, tipos de cáncer de piel y caspa.

Tipos de psoriasis

La psoriasis puede variar en gravedad, desde parches leves hasta lesiones graves que pueden afectar a más del 5% de la piel. Existen cinco tipos de la enfermedad: psoriasis en placas, psoriasis pustulosa, psoriasis guttata, psoriasis invertida y la psoriasis eritrodérmica. Algunas personas tendrán una forma, mientras que otras tendrán dos o más.

Psoriasis en placa

psoriasis en placa

La psoriasis en placa aparece como manchas rojas con escamas blancas plateadas, o acumulación de células muertas de la piel, llamadas placas. Es el tipo más común de psoriasis, que afecta hasta al 90% de todas las personas con la enfermedad, según la AAD.

Con mayor frecuencia se encuentran en el cuero cabelludo, los codos, la parte baja de la espalda y las rodillas, las placas en sí se levantan y tienen bordes claros; también pueden picar, agrietarse o sangrar.

Los parches elevados pueden desarrollarse en cualquier área del cuerpo; no obstante, aparecen con más frecuencia en rodillas, codos, cuero cabelludo, parte inferior de la espalda, cara, palmas y plantas de los pies.

Signos y síntomas

La psoriasis en placas produce los siguientes síntomas:

  • Ardor
  • Dolor
  • Picazón
  • Grietas
  • Sangrado

Tratamiento

Esta enfermedad suele tratarse en primer lugar con medicamentos tópicos, con o sin esteroides, enfocados en reducir el crecimiento de las células de la piel y reducir la inflamación.

También se usa la fototerapia, que consiste en exponerse a la luz ultravioleta regularmente bajo supervisión médica.

Por último, existen medicamentos sistémicos que funcionan en todo el cuerpo y se aplican con prescripción médica. Se toman por vía oral, por inyección o infusión.

En muchos casos es necesario combinar varios tipos de tratamiento, pues no todos los organismos responden igual a la psoriasis.

Psoriasis invertida

psoriasis invertida

La psoriasis invertida o inversa como también se le conoce es un tipo de psoriasis que aparece como lesiones lisas y de color rojo brillante en la axila, la ingle y otras áreas con pliegues en la piel. Debido a que estas regiones del cuerpo son propensas a sudar y frotarse, la psoriasis invertida puede ser particularmente irritante y difícil de tratar.

Signos y síntomas

Esta condición puede causar dolor en la piel, que empeora al sudar o frotar el área, debido a la ubicación en zonas sensibles. Se presenta frecuentemente en personas con sobrepeso o que tengan pliegues profundos de la piel.

Tratamiento

La sensibilidad de la piel en las áreas donde aparece dificulta el tratamiento. Las molestias se controlan por lo general con cremas y ungüentos con esteroides. Las características de la piel aumentan el riesgo de efectos secundarios debido a la rápida absorción de los medicamentos, que deben usarse con cuidado.

Los casos más severos pueden ser tratados con terapia de luz UVB o medicamentos biológicos que controlen las molestias.

Psoriasis pustulosa

Psoriasis pustulosa

Es una forma de psoriasis en la cual aparecen pústulas blancas (o protuberancias llenas de pus blanco) en la piel. En un ciclo típico, la piel se enrojecerá, estallará en pústulas y luego desarrollará escamas.

Existen tres tipos de psoriasis pustulosa: la psoriasis pustulosa von Zumbusch (que aparece abruptamente y puede ir acompañada de fiebre, escalofríos y deshidratación), la pustulosis palmoplantar (que aparece en las plantas de los pies y las manos) y la acropustulosis (una forma poco frecuente de psoriasis que se forma en los extremos de los dedos de las manos o de los pies).

Es poco común, se desarrolla sobre todo en adultos y está limitada a ciertas áreas del cuerpo, como las manos y los pies, aunque una versión generalizada puede cubrir la mayor parte del cuerpo.

Signos y síntomas

  • Fiebre
  • Náuseas
  • Resfriado
  • Piel roja brillante
  • Fatiga
  • Debilidad muscular
  • Picazón
  • Pérdida de apetito
  • Aumento de frecuencia cardíaca

Tratamiento

Las personas con psoriasis pustulosa, dependiendo de la gravedad y del tipo, a menudo requieren hospitalización para recibir rehidratación y comenzar el tratamiento tópico y sistémico, que incluye antibióticos.

Psoriasis guttata (en gotas)

Psoriasis guttata

La psoriasis en gotas es un tipo de psoriasis que aparece como manchas rojas y escamosas en forma de lágrima. Durante un brote, se pueden formar cientos de lesiones en los brazos, las piernas y el torso, aunque también pueden aparecer en la cara, las orejas y el cuero cabelludo.

La guttata es el segundo tipo más común de psoriasis, que ocurre en aproximadamente el 10% de todas las personas con la enfermedad. Es más probable que aparezca en personas menores de 30 años, a menudo después de desarrollar una infección como la amigdalitis estreptocócica.

Signos y síntomas

La psoriasis guttata a menudo se manifiesta de repente. Puede estar desencadenada por una infección estreptocócica, amigdalitis, estrés, una lesión en la piel, ciertos medicamentos o por genética.

Tratamiento

Es posible que este tipo de psoriasis desaparezca sin ningún tratamiento, aunque algunos casos requieren terapia médica. El tratamiento incluye aplicación de tópicos, luz ultravioleta y medicamentos sistémicos para los más graves.

Psoriasis eritrodérmica

Psoriasis eritrodérmica

La psoriasis eritrodérmica es poco frecuente, pero puede requerir tratamiento inmediato o incluso hospitalización. Las lesiones parecen grandes “hojas” en lugar de pequeñas manchas, como si el área hubiera sido quemada, y tienden a ser severamente picantes y dolorosas.

Un brote puede desencadenar hinchazón, infección y aumento de la frecuencia cardíaca. Esta enfermedad llega a afectar la mayor parte de la superficie del cuerpo. Puede desarrollarse hinchazón sobre todo alrededor de los tobillos.

Signos y síntomas

Las manifestaciones incluyen:

  • Enrojecimiento severo
  • Desprendimiento de la piel
  • Apariencia de una piel quemada
  • Aumenta la frecuencia cardíaca
  • Picazón desesperante y fuertes dolores
  • Temperatura corporal inestable

Tratamiento

Es una forma de psoriasis potencialmente mortal debido a las complicaciones, por lo que se recomienda hospitalización. El tratamiento se hace con esteroides tópicos, cremas hidratantes mezcladas con compresas húmedas, o con antibióticos. Los medicamentos sistémicos se dejan para casos graves.

Tipos de psoriasis
Califica el Artículo

Por favor comparte el artículo