Psoriasis Pustulosa

Por favor comparte el artículo

La psoriasis pustulosa es un tipo de psoriasis en la cual las lesiones se llenan de pus. Por lo general las pústulas -como suelen ser llamadas- no se vacían por sí solas, pero causan bastante dolor, principalmente al secarse y formar las escamas.

A pesar de que el pus puede estar relacionado con procesos infecciosos, las pústulas derivadas de este tipo de psoriasis no están relacionadas con agentes biológicos que derive en infecciones. Es una de las psoriasis menos comunes y existen varios subtipos.

Tipos de psoriasis pustulosa

psoriasis pustulosa

La psoriasis pustulosa tiene 3 subtipos conocidos como: psoriasis pustulosa extendida o psoriasis de Von Zumbusch, psoriasis pustulosa palmoplantar y psoriasis acropustulosis o acrodermatitis continua de Hallopeau.

Psoriasis pustulosa de Von Zumbusch o extendida

Es un subtipo de psoriasis pustulosa que se presenta en la piel de manera generalizada. Puede aparecer repentinamente causando alta sensibilidad en la piel enrojecida y pústulas con mucho dolor.

Psoriasis pustulosa palmoplantar

Las lesiones de la psoriasis pustulosa palmoplantar afecta directamente la palma de las manos y las plantas de los pies; incluso desde la base de los dedos y el área que rodea el talón.

Acropustulosis o acrodermatitis continua de Hallopeau

Este tipo de psoriasis pustulosa causa graves daños en el área que rodea los dedos de las extremidades afectando, en un estado avanzado, el hueso de los dedos. Puede causar discapacidad y por lo general, es dolorosa.

Causas de la psoriasis pustulosa

La psoriasis pustulosa no tiene una causa específica definida, pero la exposición de productos químicos que causan resequedad, sobre todo en el área de las manos, podría ser un detonante. Otro factor puede ser de origen infeccioso, el alcohol, estrés emocional, etc. que suelen alterar el sistema inmune y causar la psoriasis.

Tratamiento

No hay una cura médica para la psoriasis pustulosa, por lo que no puede eliminarse de forma definitiva. Los tratamientos utilizados logran disminuir las lesiones o quitarlas eventualmente. Si el paciente es cuidadoso puede prevenir los brotes. Sin embargo, la posibilidad de que las lesiones reaparezcan está siempre latente.

Psoriasis pustulosa de Von Zumbusch

Los especialistas suelen medicar tratamientos orales de esteroides en el mayor de los casos, debido a la agresividad de este tipo de psoriasis. Cuando las lesiones no son tan graves, se administran medicamentos de uso tópico aunque estos pueden ser no muy efectivos porque las lesiones suelen ser gruesas y difíciles de penetrar

Psoriasis pustulosa palmoplantar

En este tipo de psoriasis pustulosa suele medicarse esteroides de aplicación tópica. Si la enfermedad no sede, generalmente se indican medicamentos orales, pero esto ocurre en estados más avanzados.

Acropustulosis o acrodermatitis continua de Hallopeau

El tratamiento para la acropustulosis generalmente combina esteroides de uso tópico con medicamentos de ingesta oral. La combinación se debe a que esta psoriasis no se revierte, por el contrario es progresiva, el tratamiento se usa para ralentizar el proceso.

Tradicionalmente la cura para la psoriasis pustulosa consta del uso de tratamientos tópicos y fármacos que alivian las lesiones. Lamentablemente ese tipo de tratamientos no ha logrado revertir definitivamente la enfermedad. Sin embargo, la suma de otros cuidados a esta rutina médica puede ser más efectiva.

Desintoxicación

La desintoxicación es importante para eliminar las toxinas que puedan acarrear al padecimiento de esta psoriasis. Es fundamental abandonar los alimentos que contengan químicos y las sustancias que puedan ser nocivas. Se debe iniciar una dieta desintoxicante y aumentar la ingesta de alimentos naturales.

Alimentación sana

El consumo de los alimentos adecuados para la psoriasis tiene el papel protagónico en el tratamiento de esta enfermedad. El consumo de frutas, vegetales y proteína mejora mucho el estado de salud de los pacientes con psoriasis, así como la inclusión de pescados y el consumo elevado de agua.

Hidratación

Humectar la piel también es muy importante para combatir la psoriasis. El uso de aceites humectantes es muy efectivo y con su aplicación se puede prevenir que los brotes sean agresivos.

La aplicación de estos aceites es ideal después del baño. Se pueden aplicar con la mano o con una mota de algodón y retirar con un paño húmedo si es necesario.

Psoriasis Pustulosa
Califica el Artículo

Por favor comparte el artículo